domingo, 11 de marzo de 2018

📝 Mis post-it literarios... de feminismo


¡Hola, peculiares💜

Como comenté en mi cuenta de Twitter, anoche leí un ensayo de lo más enriquecedor del que extraje gran cantidad de reflexiones. La solapa del libro dice así: «Ser feminista no es solo cosa de mujeres. Chimamanda Ngozi Adichie lo demuestra en este elocuente y perspicaz texto, en el que nos brinda una definición singular de lo que significa ser feminista en el siglo XIX.» Ya sabéis que yo soy muy dada a compartir citas literarias con vosotros y creo que este fragmento es de lo más acorde para el Mes Book Woman del blog. Mirad, mirad…

📌 Mis post-it literarios es una sección creada para compartir algunas citas de los libros que he leído, bien sea porque me parezca una bonita reflexión, me resulte divertida, la considere romántica… En definitiva, una pequeña anotación de una frase literaria.

Aprovechando este mes tan especial, me he animado a escoger una serie de lecturas acordes con mis reivindicaciones. Nunca me ha gustado hablar de asuntos de los que no estoy informada; y, si bien poseo ciertas nociones de feminismo, nunca está de más seguir ampliando nuestros conocimientos. Cuanto más controlas sobre un tema, mejor es tu argumentación. Es por ello que decidí que era hora de sumergirme en el texto de Chimamanda Ngozi Adichie: Todos deberíamos ser feministas. ¿Y sabéis qué? Disfruté enormemente de las reflexiones de la autora y volví a soñar, como ella dice, con «un mundo más justo. Un mundo de hombres y mujeres más felices y más honestos consigo mismos.»

Obviamente todas las frases que comparto aquí son de historias que me han gustado o de pasajes que se quedan en mi mente. Sin embargo, esta es la primera vez que selecciono un fragmento que no pertenece a la ficción. El texto de Adichie es una versión revisada de una de sus conferencias. Un evento en el que expuso casos reales de machismo en la sociedad (por ejemplo, situaciones que ella ha vivido) y donde demostró que todavía hoy en día existe desigualdad de sexos. Peculiares, el cambio es necesario y urgente. Os invito a reflexionar…

Hay gente que se pregunta: «¿Por qué usar la palabra “feminista”? ¿Por qué no decir simplemente que crees en los derechos humanos o algo parecido?» Pues porque no sería honesto. Está claro que el feminismo forma parte de los derechos humanos en general, pero elegir usar la expresión genérica «derechos humanos» supone negar el problema específico y particular del género. Es una forma de fingir que no han sido las mujeres quienes se han visto excluidas durante siglos. Es una forma de negar que el problema del género pone a las mujeres en el punto de mira. Que tradicionalmente el problema no era ser humano, sino concretamente ser una humana de sexo femenino. Durante siglos, el mundo dividía a los seres humanos en dos grupos y a continuación procedía a excluir y oprimir a uno de esos grupos. Es justo que la solución al problema reconozca eso.

He escogido esta cita porque considero que refleja muy bien el pensamiento de aquellas personas que no llaman a las cosas por su nombre. Alejemos de nuestra mentalidad las connotaciones negativas que trae consigo la palabra ‘feminismo’. ¡Es una palabra fantástica! Es sinónimo de búsqueda de igualdad. ¿Qué puede haber más bonito que eso?

Me despido por hoy no sin antes animaros a leer este ensayo. Si sentís curiosidad por más reflexiones así, en mis redes sociales hay colgado un hilo con más citas. Espero que las disfrutéis y, sobre todo, que os hagan pensar.